ACA ENTRE NOS.- EL CHACHO REGRESA A LA PALESTRA POLITICA.-Por Javier Aguilar Duarte

En un estado en el que estaba casi prohibido ser de oposición, Juan Ignacio García Salvadera, el “ CHACHO” , en su momento, logro embrocar al sistema y sobre todo a los priistas al conseguir en poco tiempo, convertirse en diputado federal por nuestro estado y pertenecer a la LVIII legislatura federal a la cual renuncio para ser candidato a presidente municipal bajo las siglas del partido verde, ganándoles la presidencia municipal al gris ex gobernador Joaquín Hendricks Díaz. En 2005, fue detenido bajo cargos de peculado por 97 millones de pesos, declarándose preso político, condición que era innegable ya que la popularidad del chacho era avasalladora.

 

En aquel entonces, ante las movilizaciones que empezaron a darse para defender al chacho, Félix opero para desarticular lo que podría convertirse en una protesta generalizada y de inmediato se deslindó de esta situación “asegurando” que era un asunto estrictamente jurídico y no político y hay quienes señalan que repartió dinero y amenazas entre los seguidores del CHACHO para diluir las protestas a su favor.

 

Era tanta la popularidad del Chacho, que al estar impedido para participar como candidato a senador, toman la decisión de poner como candidato en su lugar a su hermano José Luis García Zalvidea ¿ y qué cree?, que les gana, efectivamente, su hermano de la mano de la popularidad del chacho ese 2 de julio se convierte en senador de la república.

 

El 24 de diciembre del 2006 fue puesto en libertad después de tener que pagar una fianza de 97 millones de pesos para posteriormente ser declarado INOCENTE de todos y cada uno de los cargos que tenía en su contra, demostrando que era una conspiración en su contra por parte del gobierno del estado y del PRI para que no pudiera contender por la gubernatura la cual sin lugar a dudas les hubiera ganado.

 

Se rumora que el Chacho fue amenazado por el gobernador del estado y prácticamente “humillado” al hacerlo salir a promover al PRI y sus candidatos, se dice, no me crea, que la amenaza era afectar los negocios de la familia y vincularlos con el crimen organizado.

 

Después de los modus operandi que han ido quedando al descubierto por parte de quienes gobernaban la entidad, no dudo ni tantito que por esas razones el Chacho se haya visto obligado a pedir el voto en favor de quienes lo encarcelaron y no le permitieron seguir construyendo su ascendente carrera política.

 

Pues para sorpresa de muchos, el Chacho Zalvidea fue presentado en días pasados como el posible candidato del PT a la presidencia municipal de Benito Juárez, es cierto que tendrá que explicar con lujo de detalles porque lo vimos haciendo campaña a favor de los del PRI, ya veremos cómo le va al médico veterinario en esta nueva etapa política de su vida, porque en sus anteriores intentos le fue muy bien y eso nadie lo puede negar.