A OCHO DIAS DEL PROCESO ELECTORAL, NADA PARA NADIE TODAVIA EN SOLIDARIDAD.-Por Javier Aguilar Duarte

      Los quintanarroenses estamos viviendo por primera vez una jornada electoral fuera de todo contexto.

 

Una jornada electoral, discriminatoria y anti democrática; estas dos características son el resultado del trato desigual que se nos dio a quienes desde la vía independiente intentamos participar en esta contienda electoral. Un ejercicio, que en el caso de Solidaridad, la autoridad electoral, sin ninguna explicación, nos deja fuera de la contienda a pesar de haber conseguido 650 firmas más de las que por ley debíamos de reunir.

En este sentido, nos quedó la satisfacción de haber conseguido, a pesar de todas las trabas y obstáculos, en tan solo 22 días, el apoyo de 3650 ciudadanos, a quienes hemos agradecido esa confianza y a quienes desde esta columna les decimos: la lucha continúa, seguiremos insistiendo en hacer de la democracia una realidad.

 

Ahora bien, haremos un análisis desde nuestro personal punto de vista de lo que hemos visto y vivido estos días de campaña en nuestro municipio.

 

Lo que parecía ser una simple campaña de puro trámite para la reelección de la presidenta municipal con licencia Cristina Torres, conforme fueron avanzando los días se ha convertido en una cerrada competencia electoral.

 

Al interior de todas las fuerzas, llámense partidos políticos, se produjeron jaloneos, desencuentros, denuncias ante la autoridad electoral y toda una seria de conflictos internos que han convertido a esta jornada en una verdadera fiesta de chapulines

 

Cuando digo que parecía una simple campaña de trámite para la reelección es porque antes del inicio de la jornada electoral, el escenario político partidista estaba como dice una famosa canción: no tenía cuerpo ni tenia corazón.

Los politólogos, analistas y ciudadanos juraban y perjuraban que el PRI en Playa del Carmen no obtendría ni siquiera un voto para sus candidatos, que no podría recuperarse de la derrota que le asestaron en el 2016 y sin embargo, para sorpresa de propios y extraños, los priistas lograron construir una alianza o coalición con el PVEM y el PANAL y de la misma manera, sin grandes fracturas internas pudieron ponerse de acuerdo para la designación de su candidato a la presidencia municipal, recayendo esta designación en Martin de la Cruz Gómez, líder estatal de la CROC en el estado y además es en este momento, el único candidato que pertenece, ha militado y no se cambió de partido para ser candidato.

 

Ahora bien, decíamos que con las fracturas internas, con las traiciones que vivieron en la elección pasada- ya que en Quintana roo y Solidaridad- los priistas hicieron ganar a Carlos Joaquín y a Cristina Torres, se veía a un PRI en la lona y sin posibilidades de dar la batalla

 

Para sorpresa de sus opositores y sobre todo para la preocupación de quienes se cambiaron de bando, los priistas empezaron a salir poco a poco, iniciaron la titánica tarea de reagruparse, de sanar sus heridas y hoy por hoy, vemos a miles de militantes de esta partido, así como de los otros dos partidos políticos, inmersos en un incesante activismo político como en sus mejores tiempos.

 

Algo hay que reconocerles a los militantes del PRI: son gente que se pone la camiseta y cuando encuentran un liderazgo se suman y trabajan para lograr convencer a más personas, definitivamente, los priistas tienen hoy, pésele a quien le pese, un voto duro en Playa del Carmen.

 

La coalición formada por los partidos PAN, PRD y MC han tenido en esta jornada sus aciertos y desaciertos que hoy los pone en el filo de la navaja y la cómoda ventaja que aparentemente tenían antes de arrancar campaña, los ha llevado a un empate técnico; tan es así, que solamente una encuesta fue publicada por un medio aparentemente serio y en el que se da cuenta de una supuesta diferencia de no más de 4 puntos, lo que en el argot político partidista se califica como un empate técnico.

 

Cristina Torres, ha enfrentado una jornada electoral en la que ya no trae la ola del hartazgo y mucho menos la fuerza que en su momento le dieron toda la estructura priista y el enojo que le ayudo a Carlos Joaquín a llegar a la gubernatura, por el contrario, hoy, ser la candidata del gober se le convierte en un verdadero lastre dada la impopularidad que en tan poco tiempo ha cosechado el todavía gobernador del estado, a eso hay que sumarle los graves problemas provocados por aguakan a quien juro que le quitaría la concesión, promesa que no pudo ser cumplida, así como el grave problema de la inseguridad y también los abusos cometidos por la desarrolladora de la Riviera maya, oficina de bienes raíces de la cual fue la gerente y le toco ejecutar el desalojo de varios habitantes de esta populosa colonia lo cual en esta zona le complica la cosecha de votos.

 

Hay que reconocerle a la presidenta con licencia su dinamismo para recorrer la ciudad y visitar el mayor número de casas, aunque durante sus recorridos tuvo que recibir y capotear el reclamo ciudadano por los abusos que se han cometido y las promesas incumplidas. A esto hay que sumarle los conflictos internos en los partidos que la postulan que trajeron como consecuencia el dejar fuera de la jugada a valiosos regidores como lo fueron Gustavo Maldonado y Perla Rocha quienes fueron eliminados de la planilla y sustituidos por verdaderos desconocidos y a esto hay que agregarle el conflicto que llego hasta los tribunales por la designación del candidato a síndico municipal, posición que al final de la jornada fue obtenida a sangre y fuego por Orlando Muñoz, decisiones partidistas que pueden traer como consecuencia la pérdida de votos que ya se creían seguros como ha sucedido al manifestarse diferentes corrientes perredistas de solidaridad en favor de Martin de la Cruz Gómez y de Laura Beristain.

 

En el caso de la coalición formada por MORENA  y el PT, hay que decirlo, no cantaron mal las rancheras

 

Durante el paso del tiempo, pudimos observar como a través de redes sociales, se pretendieron construir supuestos “liderazgos sociales” en búsqueda de las posiciones al interior de esta fuerza política. Y por el otro lado, vimos también como se desperdició o no se cuido el capital político que representaron los más de 16 mil votos emitidos en el 2016 a favor de los candidatos de morena que hoy terminaron en simples matraqueros de los candidatos de otra coalición.

Morena era y fue la fuerza política cuyas candidaturas tuvieron a varias decenas de suspirantes: que si Arturo Castro ya estaba cincho porque era el íntimo de Yeidkol y varios cazadores más a los que les salió el tiro por la culata y hoy, insisto, terminaron en el triste papel de matraqueros

Los supuestos morenos, que ni siquiera se inscribieron para el proceso interno de su partido, pegaron el grito en el cielo y nunca entendieron que la ahora candidata Laura Beristain ha pertenecido al grupo político más cercano de López Obrador, desde que este milito en el PRD y que siguieron trabajando con el aun cuando por cuestiones estratégicas decidieron no afiliarse a MORENA.

 

Al igual que con los otros candidatos, me ha tocado caminar y cubrir los actos de campaña de la candidata de MORENA, y de cada diez casas que visita, en las diez le abren la puerta, la reciben, la escuchan y le ofrecen el apoyo.

 

Laura, ha hecho sus recorridos de manera por demás austera, acompañada solamente de algunos colaboradores cercanos lo que aparenta no contar con apoyo ciudadano, sin embargo, recordemos la última visita de López Obrador a Playa del Carmen en donde llegaron varios miles de simpatizantes a sumarse a este proyecto político.

Hoy, para sorpresa de tirios y troyanos, Chano Toledo se ha sumado ya a este proyecto político como candidato a síndico municipal lo que sin lugar a dudas moverá las estructuras que ya las creían seguras en otras candidaturas.

 

De igual manera, organizaciones tradicionalmente priistas como el sindicato de taxistas, que veletearon en el pasado proceso electoral a favor de Carlos y Cristina hoy se han pronunciado abiertamente a favor de Martin de la Cruz y de Laura Beristain ante lo que consideraron como una traición por la publicación de la ley de movilidad, los taxistas en Quintana roo han esgrimido una consigna: ni un solo voto a los candidatos de Carlos Joaquín.

 

Luego entonces, desde mi personal punto de vista, hoy a escasos ocho días del proceso electoral, nadie puede decir: yo voy a ser el próximo presidente municipal de Solidaridad y por el contario, veremos unas votaciones muy cerradas y que podrían ser definidas por el voto de los indecisos, por los ciudadanos que no pertenecen a ninguno de los partidos políticos pero que pueden inclinar la balanza hacia uno o hacia otro lado

 

Queda entonces en nuestras manos decidir lo que queremos para Solidaridad los próximos tres años, así que a votar y a elegir bien